Call Us: +34 616 605 668

Recomendamos

Serra de Tramuntana.

Es el conjunto montañoso más grande de Mallorca, de gran valor ecológico y cultural, razones por las que la UNESCO la nombró Patrimonio Cultural. Situada a lo largo de la costa este, la carretera que recorre esta sierra es una de las más fascinantes de España. A lo largo de sus noventa kilómetros, desde el cabo de Formentor en Pollença hasta el cabo de Sa Mola en Andratx, disfrutamos de su accidentado paisaje y de pueblos tan bellos como Andratx, Valldemosa, Deià, Soller, Biniaraix, el Monasterio de Lluc y Pollença.

Su posición elevada ofrece espectaculares vistas de las montañas, del campo y del mar. Rocas en las alturas, bancales con vides y rojizos pinares en las laderas, espectaculares desfiladeros cuando la carretera se acerca al mar, y naranjos, limones, higueras, cuando baja a algún valle. Cuenta con varios puntos por encima de los 1000 metros, donde en invierno nieva. La variedad climática es por ello muy grande.

El legado cultural no es menos variado. Romanos, árabes, han modificado el paisaje, con canalizaciones de agua que todavía hoy están en funcionamiento, molinos de viento, cultivos en terrazas, olivos y vides, que llevan miles de años siendo parte de la cultura mallorquina.

Esta mezcla de culturas y civilizaciones ha dado lugar a una cultura autóctona de gran valor, que perdura en los topónimos, glosas y leyendas, y se plasma diariamente en la gastronomía, la artesanía, la vestimenta y el lenguaje.

sa-calobra-mallorca

De sur a norte:

Valldemossa

Este pueblo es una de las visitas imprescindibles en la isla; además del bellísimo entorno del pueblo, rodeado de altas montañas y del bosque de pinos, un paseo por el pequeño centro histórico es un placer para la vista. En sus encantadoras calles encontramos las cuidadas casas, con sus fachadas llenas de coloridas macetas, que les dan un aire muy especial, y plazas tan coquetas como la de la iglesia. Es de visita obligada La Cartuja, conocida por haber sido vivienda de Chopin y George Sand, y sus cuidadísimos jardines.

Sóller

El Port de Sóller está ubicado en un rincón de una perfecta bahía que parece trazada por un compás. Es el mayor puerto de la costa noroeste de Mallorca. Es un lugar que enamora; su pequeño faro blanco y negro, la bulliciosa vida de sus muelles, sus callejuelas en pendiente, con un cierto aire bohemio… En sus amarres, casi sobre la calle y rodeadas de terrazas y cafés, descansan desde fabulosos veleros hasta las conocidas barcas marineras. Imprescindible probar las gambas pescadas en el mismo puerto.

Fornalux

Este auténtico pueblo de montaña se encuentra en lo alto de la Serra de Tramuntana, sobre el valle de Sóller. Se le suele denominar el pueblo más bonito de España. Rodeado de bellos paisajes campestres, en sus desniveladas calles encontramos preciosas casas de piedra, adornadas con numerosas macetas floridas. Sus tejados rojos combinan perfectamente con el aroma proveniente de las plantaciones de naranjos y limoneros que lo rodean, aumentando su encanto rústico.

Monasterio de Lluc

Es el centro espiritual de Mallorca, donde es venerada la imagen gótica del siglo XIV de la patrona de Mallorca, la Mare de Déu de Lluc. Este santuario se encuentra en el norte, en un valle de la Sierra de Tramuntana, a más de quinientos metros de altura, rodeado de montañas. Contiene un internado, un jardín botánico, un interesantísimo museo que ofrece una amplia muestra del arte y las tradiciones de Mallorca, camping, zona de pic-nic, cuatro restaurantes, tienda y servicio de hospedería. Desde ahí se inician varias rutas de senderismo. Otras pasan por allí y es aprovechado como lugar de descanso.

Dos veces al día su conocido coro de niños cantores, “Els Blauets” acompañan la misa con su canto.

Sa Calobra  

Entre Lluc y Sóller se encuentra el empinado acceso a la famosa cala. Sinuosa y estrecha, la vieja carretera, construida en 1932 de forma manual, salva un vertiginoso desnivel de ochocientos metros. Es un sitio soñado al que una apretada hilera de restaurantes y chiringuitos sobre el acantilado no ha logrado estropear. Desde ahí se accede a pie a otro paraíso, la cala del Torrent de Pareis.

Formentor

La carretera que nos lleva a Formentor nos ofrece algunos de los más bellos paisajes de la isla. El primer mirador muestra una impresionante pared vertical de doscientos metros, directamente sobre de mar, donde sobresale el islote del Colomer. Más adelante encontramos la preciosa y pequeña playa de Formentor. Siguiendo a través de una carretera complicada, pero que nos deja unas vistas increíbles, se llega a un pequeño faro situado en el punto más al norte de la isla, que nos permite disfrutar de unas espectaculares vistas de los acantilados sobre el mar.

formentor-03

Palma de Mallorca:

Catedral de Palma

Todo en la catedral de Palma es inmenso. Tiene el rosetón gótico más grande del mundo y las columnas más altas y delgadas. Su ubicación es privilegiada, sobre las murallas antiguas de Palma, en primera línea de mar, dominando el Parc de la Mar, la convierten en la joya del casco histórico de la ciudad. Su construcción comenzó en 1229, y terminó 1601. Fue declarada Monumento Histórico-artístico en 1931.

Palau de l’Almudaina

Tras la conquista árabe fue construido como un Alcázar en el cual residirían los gobernadores musulmanes. Una vez conquistada la ciudad por Jaime I, el palacio sufrió modificaciones que lo acercaban más a la religión cristiana. A día de hoy, sorprenden sus patios interiores, los gigantescos tapices, las descomunales chimeneas en las habitaciones, el llamativo mobiliario y las delicadas y trabajadas piezas de artesanía dan calidez al recinto. La terraza ofrece bellas vistas del paseo marítimo.

Castillo de Bellver

Esta fortaleza ofrece espectaculares paisajes de Mallorca. Museo rodeado de bosque y en lo alto de una colina permite disfrutar tanto de arte como de bonitas vistas de Palma. Sin duda recomiendo visitarlo.

Playas y calas

Cala Varques

Una de las playas vírgenes de Mallorca, de aguas cristalinas y arena blanca, rodeada de monte bajo, donde se accede por un sendero que atraviesa un bello bosque. Las vistas son magníficas y la erosión ha dejado la costa llena de cuevas y puentes de roca. Es un lugar magnifico, para ir con amigos, pajera o solo con un buen libro o una cámara de fotos.

Cala Torta

También llamada s’Aduaia, esta pequeña playa, que se encuentra a tan sólo diez kilómetros de Artá, suele pasar desapercibida para el visitante. Por eso, este bello arenal escondido entre montes de tomillo, lentisco y algunos pinos se mantiene más virgen de lo habitual. Unas dunas son la antesala de sus aguas limpias y cristalinas. Un promontorio a la derecha de la playa nos da una panorámica del fabuloso rincón.

Cala Figuera

El Mediterráneo del Migjorn tiene el mismo esplendoroso color que en el resto de Mallorca, pero sin embargo posee un carácter y una belleza particulares.

La paradisíaca Cala Figuera se esconde entre acantilados de rocas. Alberga una lonja y casas de pescadores que parecen talladas en la piedra. Las barcas de estos pescadores y los barcos de poco calado conviven en la estrecha cala, que está bordeada por una senda que rodea este pequeño paraíso. Un sitio magnífico que no hay que dejar de conocer.

Cala Tuent

Este entrante de mar excavado de Serra de Tramuntana desemboca en una playa semicircular entre las rocas, rodeada de espesos pinares. La arena de la primera línea da paso a cantos rodados y grava gruesa en este tramo paradisíaco del litoral.

El acceso por carretera discurre por una calzada sinuosa y en sentido descendente. El bellísimo paisaje es la causa de una afluencia alta de bañistas. En Cala Tuent finaliza sa Costera, una de las excursiones más bellas que se pueden realizar en Mallorca.

cuevas-del-drach

Cuevas del Drach

Son una de las cuevas más visitadas en Europa, y por ello muchos las consideran la octava maravilla del mundo. Sin duda, es toda una experiencia visitar estas cuevas, y cada vez se descubre algo diferente y único.

La visita consta de dos partes. Primero, el recorrido a través de la cueva donde se ven asombrosas formaciones, salas, estalactitas y lagos. La segunda parte es en el lago Martel, que es lo que hace que estas cuevas sean tan especiales y diferentes, pues es uno de los lagos subterráneos más grandes del mundo. Allí tiene lugar el concierto de música clásica, y el show de luces. Al finalizar, un barco de madera que te llevarán por el lago.

Parque Natural de Sa Dragonera

Está formado por los islotes Pantaleu y Mitjana y la isla de Sa Dragonera. La superficie del parque es de doscientas setenta y cuatro hectáreas terrestres y está declarado, junto con una importante superficie marina, Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de especial protección para las aves (ZEPA) y por lo tanto, forma parte de la Red Natura 2000.

Sa Dragonera, situada al suroeste de Mallorca, está separada de esta por un pequeño canal de unos ochocientos metros de anchura y una profundidad máxima de unos quince metros.