Call Us: +34 616 605 668

Cultura Mallorquina

Mallorca es mucho más que un destino de sol y playa. La cultura ha tenido desde siempre un peso fundamental en la historia y evolución de la isla.

Se puede encontrar una oferta cultural muy amplia y variada. Durante todo el año se suceden conciertos, festivales, exposiciones, certámenes literarios… El centro cultural es la capital, Palma de Mallorca, que destaca por su interesante y bello casco histórico y su ocio nocturno.

Sin duda, adentrarse en la historia de Mallorca es un maravilloso modo de sacar un gran partido de una visita a la isla. Civilizaciones megalíticas, griegos, romanos, vándalos, bizantinos, musulmanes y la reconquista cristiana en 1229 han dejado su impronta. Las visitas a museos, monumentos y restos arqueológicos nos ayudarán a entender mejor y disfrutar más de las muchas culturas que han pasado por estas tierras. Pero aún más sirve para conocer su realidad cultural y social actual.

La misma diversidad cultural existente en las Illes Balears se manifiesta también a través da su artesanía propia. Se puede encontrar artesanía en vidrio, cerámica, bordados, zapatería, piel, telas, artículos en plata, perlas, joyería, bisutería, y por supuesto las últimas tendencias en moda y todo lo que los artistas de cualquier parte del mundo han ido introduciendo en la tradición de las Illes Balears, creando interesante fusiones con la artesanía local.

El centro de Palma ofrece edificios emblemáticos capaces de hacer viajar en el tiempo: el Ayuntamiento (Cort), la catedral de Palma – la Seu, mundialmente famosa por contener el rosetón más grande del estilo gótico levantino, conocido como el Ojo del gótico, – (siglo XIII), el Palacio de la Almudaina (siglo XIII), los baños árabes (siglo X – XII), la Lonja (siglo XV), el Castillo de Bellver – uno de los tres únicos castillos de planta circular de Europa – (siglo XIV), etc. son algunos ejemplos.

Un paseo por su casco antiguo, único en Europa, nos descubrirá las más de sesenta casas que se distribuyen a partir de un patio central. Por otro lado, otra forma diferente de visitar la ciudad es a través de sus iglesias, con la Catedral como buque insignia pero con muchas otras parroquias, como San Jaime, Santa Eulalia, San Miguel, San Nicolás y Santa Cruz, dignas de ser visitadas. La completa oferta de museos, salas de exposiciones y las galerías de arte repasa las tendencias de ayer y de hoy.

Share This